La antesala de la perdición

Son esas columnas de un templo prohibido
que te hipnotizan y te embriagan solo con fijar tu mirada durante unos instantes,
son esos pilares que pasan de largo y te ahogan
con esos movimientos de ensueño
esculpidos a veces por los tacones más vertiginosos.
Pero su belleza depende del toque final,
esa corva que muchos ignoran su nombre
pero que inclina la balanza hacia un lado u otro de tu perdición,
y es el indicio de que su final y su comienzo será una locura.
Son, en definitiva, el nacimiento de una obsesión,
una nueva elección,
un cambio de vida,
y un nuevo amor.

Todos los derechos reservados. Copyright 2020.

 

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Alejo Pérez Fernández .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Raiola Networks.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.